31/10/2011 – Foto-blog (044): El otoño que marchita

Los vientos del otoño barrieron el suelo de hojas, y las saucedas y choperas de l’Encantà esperan desnudas la inminente llegada del invierno.

044 - El otoño que marchita

Título / Localización

El otoño que marchita / Barranc de l’Encantà (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

21/12/2010 / 11:33h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

1/40 sg ± 4/3EV

Diafragma

F 11

ISO

100

Distancia focal

34 mm

Tipología

Fotografía de alto rango dinámico

Observaciones

F11 para prevenir aberraciones cromáticas

.

28/10/2011 – Foto-blog (043): De barrancos, montañas y valles

Perputxent es tierra agreste,
de barrancos, montañas y valles:
complicada de correr, deliciosa de otear…
Y la Albureca, su más bella flor, mi favorita:
ese camino que serpentea, ese fragante respirar,
ese enriscado balcón a l’Encantà…

043 - De barrancos, valles y montañas

Título / Localización

De barrancos, montañas y valles / Serra de l’Albureca (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

20/10/2011 / 12:26h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

1/125 sg ± 1.33EV

Diafragma

F 8.0

ISO

100

Distancia focal

40 mm

Tipología

Fotografía panorámica de alto rango dinámico

Observaciones

6 tomas horizontales (18 fotos)

Comentarios

El formato panorámico vertical y la sucesión de diferentes planos de montañas (Albureca, Fantaquí y Benicadell) confieren profundidad a la imagen

.

26/10/2011 - Circumpolares: una vuelta más

Hace ya unos meses publiqué una entrada compartiendo mis experiencias con las circumpolares. Desde entonces, he continuado experimentando con esta disciplina de la fotografía nocturna y creo que estoy en disposición de darle una vuelta más.

Resueltos en aquella primera entrada los aspectos básicos sobre la configuración de la cámara (temperatura de color, intervalo de exposición, diafragma, ISO, número de tomas…), me centraré ahora en otras consideraciones más creativas como la iluminación y la composición, dejando lo referente al post-proceso, si se tercia, para una tercera y última entrega.

Consideraciones relativas a la iluminación

06Antes de afrontar una circumpolar se debe considerar la necesidad de aportar luz. La mayoría de las veces, la decisión se tomará en función de la posibilidad de iluminar el motivo y/o de la fase lunar, aunque también pueden influir otros aspectos como los compositivos o la conveniencia de realzar una textura y/o de crear una ambientación. Si decidimos tomarla al natural tendremos que ajustar los parámetros de la cámara a las condiciones lumínicas existentes de modo que la fotografía quede bien expuesta sin perder su nocturnidad. Por contra, si decidimos incorporar luz, aparte de lo anteriormente dicho resultará muy conveniente que antes de iniciar la serie ensayemos la iluminación a aportar con el fin de considerar su dirección, ángulo de incidencia e intensidad. Esto resulta especialmente importante si iluminamos con linterna, pues esta fuente de luz -al contrario que el flash- no suele permitir la regulación de su potencia y el ensayo nos permitirá afinar el número de pasadas y la rapidez de estas (no debemos olvidar que trabajamos con sensibilidades elevadas). Ya con todos estos aspectos bajo control, estaremos en disposición de iniciar nuestra serie.

Resulta muy útil conocer que Startrails funciona con máximos de luz y que, para configurar la matriz de píxeles que conformará la imagen final, el programa selecciona aquellos que mayor información presentan a lo largo de toda la serie. Por tanto, si nuestra serie se compone de 40 tomas, bastará iluminar una para que los píxeles que hayan captado nuestra luz –siempre que en el resto de las tomas no reciban otra aportación externa de mayor intensidad– sean seleccionados para conformar la imagen final. Según esto podemos iluminar cualquier toma de la serie, pero hacerlo con la primera nos permitirá un mayor margen de error pues si detectamos que no hemos procedido conforme a lo esperado bastará desechar la foto y comenzar de nuevo. Obviamente, siguiendo este razonamiento, conviene iluminar también la última de un modo diferente a la primera, dado que de esta manera dispondremos de dos iluminaciones diferentes para escoger y/o adicionar.

05

La contaminación lumínica que recibe el castillo de Cocentaina es brutal, de modo que se ajustó una temperatura de color de 3200K con el fin de neutralizarla y azular el cielo (a expensas de perder el color natural de las estrellas). Se iluminó sutilmente la cara más oscura con el fin del resaltar las texturas (linterna cálida de xenón) sin restarle volumen al conjunto. La cara más iluminada no tenía solución y quedó aplanada. La circumpolar se situó sobre el vértice superior del castillo para reforzar el eje vertical. La iluminación inferior hubiera quedado mejor en el lado opuesto (esquina inferior izquierda hasta zócalo del castillo) para compensar pesos y favorecer la composición

Para finalizar con las consideraciones sobre iluminación externa valga recordar que, si decidimos bajar la temperatura de color para neutralizar la contaminación lumínica y/o potenciar el azul del cielo, tendremos que iluminar nuestro motivo con una fuente de luz convenientemente filtrada para que éste quede con un color natural.

Respecto de la fase lunar óptima para tomar una circumpolar no me atrevo a pronunciarme con rotundidad. Quizá el plenilunio y los 2-3 días anteriores y posteriores a éste no ofrezcan las mejores oportunidades (buen detalle en el paisaje, pero pocas estelas), como tampoco suelen ofrecerlas los lugares con elevada contaminación lumínica. Por contra, cualquier fase menor al 50% de luminosidad lunar seguramente nos permitirá encontrar un ajuste de cámara con el que obtener unas buenas trazas sin perder detalle en el paisaje. Los días sin Luna en escenarios abiertos suelen resultar complicados. Por un lado obtendremos muchas y muy buenas trazas, pero correremos el riesgo de que el paisaje nos quede sin detalle si no alcanzamos a iluminarlo convenientemente. Considero que si la escena se puede iluminar, o si queremos un contraluz, o si por alguna circunstancia deseamos delegar todo el protagonismo en el cielo, los días sin Luna resultan excelentes.

01-02

Comparativa entre circumpolares tomadas en dos fases lunares radicalmente opuestas (plenilunio/novilunio)
El castillo y los pinos en la foto de la derecha fueron iluminados con linterna cálida

Consideraciones básicas relativas a la composición

Antes de iniciar la serie merece la pena realizar un ejercicio de imaginación e intentar vislumbrar el resultado. Debemos considerar que el “ojo” de la circumpolar tendrá un protagonismo enorme dentro de la composición y es casi seguro que esta circunstancia nos condicionará a la hora de distribuir los pesos en la toma.

Al respecto del protagonismo que cobrará la circumpolar estimo necesario incidir sobre la conveniencia de ajustar una temperatura de color “neutra” que respete el colorido de las estrellas (4000-4400K). Si las estrellas tienen su propio color (blancas, azules, naranjas), siempre será un valor añadido que nuestra imagen lo respete. A este respecto, si nuestra localización esta muy afectada por la contaminación lumínica tendremos que llegar a una decisión de compromiso entre respetar el color de las estrellas o bajar la temperatura de color para neutralizar la contaminación lumínica y/o azular el cielo. También hay que considerar que el color puede desvanecerse e incluso desaparecer si sobreexponemos o realizamos un procesado un tanto agresivo.

03

La Polar se situó en la intersección de dos líneas de fuerza
Una temperatura de color de 4200K respetó los colores naturales de las estrellas

Regresando sobre el protagonismo que adquirirán las estelas en nuestra composición y, fundamentalmente, el peso que tendrá el ojo de la circumpolar, debemos tratar de componer teniendo bien presente esta circunstancia. Quizá podamos trazar una diagonal que conecte la Polar con nuestro motivo terrestre o, también, crear un triángulo que atrape el interés del espectador, o un reflejo, o un contraluz, o una simetría… En alguna ocasión podemos intentar reforzar la presencia de un elemento o de una singularidad en el paisaje situando sobre él la estrella Polar (también detrás o en las inmediaciones, sobre el eje vertical). Si optamos por esta posibilidad, deberemos tener muy presente que igual desequilibramos los pesos de nuestra composición, sobre todo si no es precisamente esto lo que buscamos. Asimismo, debemos considerar que si el motivo terrestre carece de identidad correrá un grave riesgo de ser engullido por la vorágine circumpolar.

Efectos “indeseables”

Distorsiones

Generalmente, las circumpolares suelen tomarse con un objetivo gran angular. Debemos considerar que cuando empleamos una focal muy corta la imagen tiende a “esferizarse”, efecto que se traduce en el “ovalamiento” progresivo de las trazas de la circumpolar conforme éstas se alejan del centro de la lente. La distorsión se acentúa conforme más corta sea la focal, acusándose en los bordes de la lente y, sobre todo, en las esquinas. Si a una focal muy reducida unimos una circumpolar muy esquinada, el ovalamiento de las trazas alrededor de la Polar se hará evidente, apareciendo en mayor o menor grado en función de la calidad del objetivo.

De este modo, si a una focal muy corta y a una Polar un tanto esquinada añadimos un ligero contrapicado, el grado de ovalamiento que obtendremos en nuestra circumpolar, posiblemente, no sea de nuestro agrado.

Estos efectos “indeseables” está bien conocerlos de antemano; de este modo podemos evitarnos un disgusto o, por qué no, provocarlos si vienen al caso de nuestra composición.

Ghosting 

Cova dels Nou ForatsRecuerdo que cuando comencé a hacer fotos por la noche, huía de las nubes como de la peste. Ahora, sin embargo, es un regalo verlas correr por el cielo e incluso no me importa que la noche esté completamente cubierta.

Hablando de circumpolares, unas nubes circulando sobre la cumbre de una montaña pueden venir bien para romper la monotonía de un cielo arrasado, o para crear una nota de color y/o de contraste. Incluso podemos conseguir un efecto muy interesante si una masa nubosa compacta entra en nuestro encuadre y/o lo atraviesa. Sin embargo, las nubes y las series circumpolares no siempre se llevan bien…

Obviamente, con un cielo densamente cubierto no hay circumpolar que valga y, en mi opinión, tampoco la hay cuando las nubes atraviesan dispersas nuestro encuadre. Cuando esto sucede, la nube aparece repetida en cada foto de la serie, creando un extraño patrón que a mi parecer la echa a perder. No voy a explicar por qué se produce este efecto; eso lo dejo para que lo discurra quien lo sufra (es importante tener algo con qué entretenerse durante la captura de una serie circumpolar). Sólo daré una pista: el efecto no se produciría si tomásemos nuestra circumpolar de una sola tacada, o lo que es lo mismo, el efecto se produce por razón de la serie.

Ejemplo a modo de síntesis

04

Ajustes

La circumpolar de la izquierda se tomó tres días antes del plenilunio de junio con los siguientes ajustes:

Nº exposiciones (luz + oscuras) 29 + 11
ISO 800
Tiempo de exposición 74 sg
Apertura f 5.6
Temperatura de color 4100K
Focal 12 mm

Sobre la conveniencia o no de realizar tomas oscuras debe decirse que una adecuada exposición permite mejorar mucho la relación señal/ruido. Hay quienes prefieren no tomarlas porque combinan una correcta exposición con un sensor que genera poco ruido a sensibilidades elevadas. Para quienes no poseemos equipos profesionales, tomamos fotos durante las calurosas noches del verano o, simplemente, preferimos asegurar nuestra serie, las tomas oscuras son una garantía de una foto con muy poco ruido. En la imagen que nos ocupa decidí incluir 11 tomas oscuras por los tres motivos aducidos anteriormente. De hecho, en todas mis series circumpolares incluyo tomas oscuras, aunque haga un frío que pela.

Sobre los ajustes realizados decir que la temperatura de color se fijó de modo que las estrellas conservaran sus tonalidades y que la ISO, el tiempo de exposición y la apertura se fijaron en función de la luminosidad lunar sin importar que la toma quedase un tanto “diurna”. En otras condiciones lumínicas, haber optado por una ISO 1600 y una apertura F 4.0 habría comportado una cantidad de estrellas notablemente mayor; con una Luna tan fuerte, pienso que no valía la pena comprometer el enfoque del primer plano en aras de conseguir un puñado más de estrellas.

Iluminación

Decidí tomarla al natural aprovechando la luminosidad de la Luna. Aún así, mientras la serie se completaba cambié de opinión y decidí probar a iluminar de rojo el interior de la acequia en la última foto, aunque finalmente me decidí por esta versión más convencional.

Composición

El encuadre se analizó durante el día, pero no se concretó hasta conocer la posición exacta del ojo de la Polar. La intención era que la acequia encauzara la mirada del espectador y la paseara hasta el despoblado morisco de Benillup y, a su vez, que la inercia la llevara directamente hasta el ojo de la Polar aprovechando la prolongación imaginaria del trazado de la acequia.

Por otra parte, la Polar se situó de modo que la toma final estuviera equilibrada. Haber ladeado el ángulo de incidencia buscando un arranque más esquinado de la acequia hubiera comportado una distribución completamente diferente y descompensada de los pesos, amén de haber incluido otros motivos que no deseaba. Asimismo, el cielo y la tierra se reparten el espacio a partes iguales, y el ojo de la Polar, la casa y la derivación de la acequia quedan en un mismo eje vertical.

En este caso, tanto la traza de la acequia como el formato vertical confieren un valor añadido: la profundidad.

Pese al esfuerzo compositivo realizado, seguramente la imagen hubiera funcionado mejor con menos elementos: el despoblado –motivo principal de la foto– está de más, pues la traza curva de la acequia nos conecta directamente con la parte superior de la imagen, llevándonos de la mano hasta el ojo de la Polar.

Efectos “indeseables”

Finalmente, dejar constancia del inoportuno paso de unas nubes dispersas que, pese a aportar una interesante nota de color al reflejar la contaminación lumínica, provocaron un fenómeno de ghosting que desmejoró el resultado final. De hecho, para que éste no fuese tan evidente, tuve que eliminar varias fotos de la serie que invalidaban del todo la imagen. Ni la acequia, ni el despoblado, ni la Polar van a moverse de allí, de modo que no tardaré mucho en regresar para tratar de redondearla.

…………………………………

Es muy posible que esta entrada contenga algunos errores y, con toda seguridad, habrán quedado fuera algunos aspectos sobre iluminación y composición que sería interesante compartir. Si alguien detecta algún error y/o desea compartir su experiencia al respecto de la “fotografía circumpolar” le animo a que deje su comentario.

Enlaces relacionados

.

24/10/2011 – Foto-blog (042): Vientos de feudalismo

La torre del castillo de Perputxent lleva la impronta feudal en su arquitectura y la andalusí en el tapial: su técnica constructiva. Desde mayo de 1258, cuando al-Azraq marchó al destierro, el feudalismo se instaló en Perputxent y ya en adelante a los campesinos mudéjares nos les quedó otra que rendir vasallaje al señor.

042 - Vientos de feudalismo

Título / Localización

Vientos de feudalismo / Castillo de Perputxent (l’Orxa)

Fecha / hora de la toma

17/02/2011 / 23:24h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5 USM

Tiempo de exposición

185 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

13 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Luna al 97%

.

21/10/2011 – Foto-blog (041): De reflejos, quimeras y espejismos

Cuenta la leyenda que cada cien años, en noche de Luna llena, la Encantada peina sus cabellos frente al espejo en este estrecho de aguas profundas.

Título / Localización

De reflejos, quimeras y espejismos / Toll de l’Estret (Planes)

Fecha / hora de la toma

12/08/2011 / 09:11h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5 USM

Tiempo de exposición

1/25 sg ± 1.00EV

Diafragma

F 8.0

ISO

400

Distancia focal

15 mm

Observaciones

Tomada a pulso sobre embarcación neumática

Comentarios

El reflejo y el ángulo de incidencia de la toma respecto de la superficie de agua crean la ilusión óptica de no saber qué plano antecede al otro

Las paredes del estrecho, al derrumbarse sobre la poza, reflejan su quimera en el espejo de agua: no hay salida, o sí..

.

19/10/2011 – Foto-blog (040): De náyades y encantadas

Las aguas del barranco, al saltar sobre la poza, murmuran fabulosas historias de náyades y encantadas. Ya por la noche las estrellas se miran en el estanque y una joven peina sus cabellos junto al espejo de agua.

040 - De náyades y encantadas

Título / Localización

De náyades y encantadas / Gorg del Salt (Planes)

Fecha / hora de la toma

10/12/2010 / 16:24h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5 USM

Tiempo de exposición

1/8 sg ± 1.00EV

Diafragma

F 11

ISO

100

Distancia focal

13 mm

Observaciones

Sobrediafragmada en un paso
Enfoque a distancia hiperfocal

.

17/10/2011 – Mízar y Alcor, al-Kanesiyya y el intérprete de los deseos

Circumpolar-al-KanesiyyaHace unos días conocí que el código de honor de los ejércitos árabes exigía que sus arqueros respetaran las caballerías del enemigo y que por esta razón los arqueros se seleccionaban de entre quienes mostraban mejor vista. Cuentan que los candidatos eran sometidos a una prueba de agudeza visual y que ésta tenía por protagonista a una estrella de la Osa Mayor: Mízar.

Esta constelación en forma de cazo está compuesta por siete estrellas, una de las cuales (Mízar) tiene la propiedad de ser una estrella binaria, esto es, posee una acompañante (Alcor). Dicen que poder distinguirlas era condición necesaria para que los aspirantes a arquero superasen la prueba, considerándose que aquel que era capaz de diferenciarlas haría lo propio con el jinete y su montura en el fragor de la batalla. Es por esto que a Mízar y Alcor se las conoce también como el caballo y el jinete.

Según la mitología árabe, las cuatro estrellas que componen el cazo de la Osa Mayor y las otras tres que la acompañan formando el mango son respectivamente el féretro y el cortejo fúnebre de Al Na’ash, quien murió a manos de Al Jadi (la estrella Polar). Cuenta la leyenda que desde entonces los hijos de Al Na’ash giran alrededor del asesino clamando venganza y que el pequeño Alcor asistió al funeral en brazos de Mízar, su padre.

Al respecto de la dificultad de disociar el conjunto Mízar-Alcor existe un proverbio árabe que más o menos viene a decir así: "Hay quienes consiguen divisar Alcor, pero su brillo les impide contemplar la Luna".

Hace pocos días me acerqué hasta al-Kanesiyya con la intención de fotografiar una circumpolar. La noche era oscura, de novilunio, y sólo aquello que recibiese o emitiese luz tendría la oportunidad de existir. Localicé la Osa Mayor sobre los tejados del despoblado y ésta me guió hasta la estrella Polar. Compuse la escena, ajusté los distintos parámetros de la cámara y del auto-disparador y los puse a funcionar. Tenía 60 minutos por delante, de modo que iluminé la primera toma de la serie y me dispuse a escuchar un poco de música. Elegí El intérprete de los deseos, una maravillosa colección instrumentalizada de poemas de Ibn Arabí que me acompaña allá donde voy y de la que ya he hablado otras veces, y me dejé llevar. Admirar el firmamento en una noche cerrada es un espectáculo al que, lamentablemente, ya no solemos asistir. Sin embargo, es un pasatiempo muy recomendable de practicar en tanto que la inmensidad del Universo fomenta la formulación de ese tipo de preguntas existenciales cuyas respuestas tanto ansía alcanzar el ser humano.

Recuerdo que pasé un buen rato contemplando la Vía Láctea, paladeando la leche derramada de los pechos de Hera, y ya cuando mis ojos no alcanzaban a ver más allá escudriñé cada una de las estrellas que forman las constelaciones de Casiopea y la Osa Mayor. Fue al recorrer esta última cuando advertí que junto a la estrella que quiebra el mango del cazo refulgía otra estrella de menor intensidad. Al principio no le di mayor importancia, pero luego recordé un pasaje de mi novela donde se ponía a prueba la agudeza visual de quienes aspiraban a otear desde la atalaya de al-Marîyâyn y después de quitarme las gafas e intentar buscarlas en el firmamento comprendí que aquella era una prueba definitiva.

Así fue cómo encontré a Alcor, de cuyo nombre y leyenda nada sabría hasta que llegué a casa y conecté el ordenador. Ciertamente, cuando supe de la prueba del arquero me invadió un sentimiento de euforia: una vez más, El intérprete de los deseos me había guiado por el buen camino.

.

14/10/2011 – Foto-blog (039): Más allá de lo obvio

Hace unos días asistí a una MasterClass de fotografía impartida por Fernando Puche y la verdad es que sus palabras provocaron en mí un pequeño motín interno que con el tiempo amenaza revolución. El fotógrafo expuso sus vivencias y experiencias de una vida detrás de la cámara y nos contó cómo un buen día, al comprobar que todas sus fotografías parecían cortadas con el mismo patrón, decidió dar un giro radical a su obra.

En mi caso no hacía falta llegar a casa y revisar mi archivo para reconocer que mis fotografías adolecían de variedad. Dos semanas después, las palabras de Fernando Puche aún resuenan en mi conciencia y sé que en adelante las tendré muy presentes.

Siempre he tenido claro que para conseguir unas fotos interesantes hay que reflexionarlas previamente, y eso mismo trato de hacer con mis paisajes antes de salir a campo. Sin embargo, esa reflexión previa, aunque necesaria, me está matando. Mi visión fotográfica es previsible en tanto que mi concepto de paisaje también lo es. Necesito aprender a improvisar, afilar mi percepción del medio para llegar más allá de lo obvio. Para empezar, intentaré reflexionar en campo, abstraerme por un momento de la idea preconcebida que me llevó hasta allí, observar alrededor antes de montar el equipo, localizar sujetos, primeros planos potentes con los que acompañar los fondos…

Quizá sea una buena práctica que, después de asegurar las fotografías que me llevaron hasta una localización, trate de agotar sus posibilidades utilizando todas las focales de mayor a menor, desde el teleobjetivo hasta el ultra gran angular.

Asimismo, un buen ejercicio para entrenar la vista es obligarse a salir con un solo objetivo. Mis paisajes suelen ser amplios, tomados con un gran angular, de modo que el pasado domingo salí  al campo pertrechado con un teleobjetivo y me obligué a sentir el paisaje bajo la visión de esta focal. Fue una decisión acertada y el entrenamiento tuvo su recompensa en forma de un inesperado ramillete de imágenes de variada estética.

039 - Más allá de lo obvio

Título / Localización

Más allá de lo obvio / Barranc de l’Encantà (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

09/10/2011 / 17:31h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Sigma AF 70-300/4.0-5.6 DG APO Macro

Tiempo de exposición

1/15 sg

Diafragma

F 22

ISO

100

Distancia focal

70 mm

Tipología

Fotografía de estética pictórica

Observaciones

Tomada a pulso, moviendo la cámara en vertical durante la exposición

Comentarios

Dado que la nitidez no era un valor crítico a atender, se cerró el diafragma buscando alargar el tiempo de exposición

La focal se escogió de manera que la foto recogiera una porción semejante de tierra y cielo

La proporción 1:2 se eligió buscando una mayor esbeltez de la imagen que armonizara con el movimiento vertical de la cámara

Es de esperar que mi particular percepción de La Montaña conserve el dramatismo de los acontecimientos que aquí tuvieron lugar, que continúe fotografiando sus paisajes en circunstancias meteorológicas adversas, singulares, en condiciones extremas de luz. Es importante no perder el Norte de los acontecimientos, sin embargo, en adelante trataré de poner en práctica otras técnicas, de seguir otros protocolos, de sentir el entorno de un modo más individual, más particularizado. Esto me ayudará a reconstruir el complejo universo de Perputxent desde la perspectiva de los infinitos matices que lo integran.

.

12/10/2011 – Otoño en ciernes

Aunque las temperaturas no quieran acompañar, el otoño ofrece sus primeros síntomas.

Hojarasca

La hojarasca cruje al caminar las choperas de l’Encantà y, lentamente, los colores declinan en sus tonalidades.

Pano-pictorica-simetrica

El aire huele a bolets; también algunas cocinas.

Temps-de-bolets

.
Enlaces relacionados

..

10/10/2011 – Foto-blog (038): Benicadell, frontera de fuego

Las cumbres de Benicadell oriental se perfilan en el crepúsculo.

038 - Benicadell, frontera de fuego

Título / Localización

Benicadell, frontera de fuego / Benicadell oriental (l’Orxa)

Fecha / hora de la toma

02/06/2011 / 21:31h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Sigma AF 70-300/4.0-5.6 DG APO Macro

Tiempo de exposición

1/30 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

70 mm

Tipología

Fotografía crepuscular panorámica

Observaciones

5 fotografías verticales solapadas al 50%

Comentarios

En este tipo de fotos crepusculares se debe de prestar especial
atención a los canales del histograma RGB. Si atendemos sólo al
histograma de luminancia podemos llevarnos una desagradable
sorpresa durante el revelado.
Cuando un canal RGB se satura podemos tratar de recuperar los detalles perdidos reajustando el balance de blancos.

En 1258, tras catorce años de contienda, la muralla de Benicadell cedía al empuje cristiano y en adelante el feudalismo señoreó el valle de Perputxent.

.

07/10/2011 – El pintor de l’Encantà

.

Todo pasa y todo queda,
pero lo nuestro es pasar,
pasar haciendo caminos,
caminos sobre la mar

Antonio Machado

 

 

 


.
.
.
Para muchos era Calbo, Ximo de la Rocky, para mí siempre será el pintor de l’Encantà. Ahora que nos ha dejado quiero creer que una parte de su energía quedará por siempre atrapada en su obra, en su paleta de color: alba como la Luna, otoñal como las hojas, límpida como el agua del estanque… Todo pasa y todo queda: su memoria, su energía, su color… Sí, sólo el olvido es la muerte y mientras perdure un solo verso, una pincelada, una nota, el artista sobrevive: quizá en ese chopo macilento; tal vez en esa nube que pasa, en esa Luna que enamora, que todo lo baña…

Bon viatge, amic, ens vegem en l’Encantà!!!

.

07/10/2011 – Foto-blog (037): Otoño incipiente

Lentamente, las choperas de l’Encantà se visten de oro y al paraje llegan las primeras lluvias.

_MG_2769-1

Título / Localización

Otoño incipiente / Barranc de l’Encantà (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

29/09/2011 / 13:31h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

1/2 sg

Diafragma

F 8.0

ISO

100

Distancia focal

41 mm

Observaciones

Funda protectora contra la lluvia

.

05/10/2011 – Foto-blog (036): Camino del atardecer

La lluvia enfrió los colores del terruño; el atardecer, sin embargo, se empeñó en incendiarlos. Azul y verde; naranjas, ocres y amarillos: ¡qué maravillosa lid!

036 - Camino del atardecer

Título / Localización

Camino del atardecer / Castell de Perputxent (l’Orxa)

Fecha / hora de la toma

29/09/2011 / 19:29h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Samyang 8 mm f/3,5 Aspherical IF MC Fish-eye

Tiempo de exposición

1/50 sg ± 1.66EV

Diafragma

F 11.0

ISO

100

Distancia focal

8 mm

Tipología

Fotografía de alto rango dinámico

Observaciones

Pese a emplear un diafragma bastante cerrado, el objetivo “ojo de pez” acusó una fuerte aberración cromática en los bordes que conseguí eliminar durante el procesado. Quizá no sean este tipo de objetivos los más indicados en condiciones de alto contraste.

Comentarios

Estaba previsto que mi primer contacto con un angular extremo se produjera dentro de la Cova del Nou Forats; sin embargo, me estrené en exteriores con un resultado prometedor.
Las fuertes distorsiones que provoca este tipo de objetivo resultan difíciles de controlar, de modo que si no consigo enmascararlas q
uizá sea mejor evidenciarlas: hacer del defecto una virtud. Muy apto para destacar un primer plano.

Probablemente me llevará un tiempo cogerle el aire, pero a buen seguro que alguna sorpresa me llegará de la mano de este ultra gran angular y que con él en la mochila seré más agresivo.

.

03/10/2011 – Foto-blog (035): Palomos al viento

La Montaña es tierra de colombicultura, de bravíos, buchones y mensajeros volando alrededor del palomar.

Palomos al viento

Título / Localización

Palomos al viento / Benillup de Perputxent (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

29/09/2011 / 18:31h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Sigma AF 70-300/4.0-5.6 DG APO Macro

Tiempo de exposición

1/800 sg

Diafragma

F 9.0

ISO

100

Distancia focal

133 mm

Observaciones

Enfoque continuo (AF servo)
Disparo en ráfaga

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...