31/08/2011 – Foto-blog (026): Llueve

Con la primavera llegó la lluvia, y la savia de la vida fluye de nuevo por las arterias de Perputxent. Los chopos apuntan sus primeras hojas y las más tempranas flores van despertando a la calidez de una nueva estación. La lluvia llegó moderada, constante, como una bendición para el campo, y al verla caer tan apacible tomé la cámara y salí a su encuentro. No resulta sencillo capturar un instante de lluvia, pero estando en el barranc de l’Encantà el calabobos arreció y el aguacero me brindó la oportunidad que tanto ansiaba. Fueron apenas unos segundos, lo que tarda en pasar una nube, pero el resultado bien mereció el remojón que supuso mi osadía.

Llueve

Título / Localización

Llueve / Barranc de l’Encantà (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

23/03/2011 / 13:22h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

1/50 sg ± 2.00EV

Diafragma

F 11.0

ISO

100

Distancia focal

12 mm

Tipología

Fotografía de alto rango dinámico

Observaciones

Funda protectora contra la lluvia
Trípode y cable disparador

Comentarios

El diafragma que mejor rendimiento óptico ofrecía para la focal empleada era el F 8.0, pero opté por F 11.0 para reducir las aberraciones cromáticas en las zonas de alto contraste.

El aguacero fue intenso, tanto que la lluvia se aprecia a resolución completa en las zonas más oscuras.

.

29/08/2011 – Foto-blog (025): Rumbo Norte

PolarisEn la Antigüedad, los navegantes conocían bien las constelaciones, muchísimo mejor que algunos de nosotros. Para orientarse en la noche localizaban la estrella Polar, aquella que se encontraba más próxima al eje de rotación de La Tierra y que, por tanto, les indicaba el Norte. Sin embargo, por efecto de la precesión de los equinoccios (bamboleo del eje de rotación de la Tierra), el título de Polar no ha recaído siempre en la misma estrella. Desde hace más de mil años, la estrella Polar es alfa Ursae Minoris, también conocida por Polaris o Cinosura: la estrella que está situada en el extremo de la cola de la Osa Menor. Normalmente, se localiza prologando unas cinco veces la distancia que separa las dos estrellas finales de la Osa Mayor; aunque, cuando la mayor de las Osas no es visible en el firmamento, podemos recurrir a Casiopea, una constelación fácilmente localizable por su forma de W.

En fotografía nocturna suele buscarse la estrella Polar cuando deseamos alargar una exposición y reflejar el giro de la Tierra sobre su eje. Se consigue un efecto de estelas concéntricas que suele quedar realmente bien si sabemos integrarlo en nuestra composición. En la foto que se presenta se situó la Polar a la izquierda de manera que los pesos quedaran equilibrados, haciéndola coincidir con la prolongación de la traza de la acequia a modo del rumbo de una embarcación que busca el Norte. En su deriva, esta imaginaria embarcación surca las aguas nocturnas camino de la alquería andalusí y posterior despoblado morisco de Benillup de Perputxent.

Rumbo Norte

Título / Localización

Rumbo Norte / Benillup de Perputxent (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

12/06/2011 / 00:01h

Cámara

Canon EOS 550D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

74 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

800

Distancia focal

12 mm

Tipología

Fotografía circumpolar

Observaciones

Temperatura de color: 4100K
Luna al 75%
29 tomas de luz + 11 tomas oscuras

Comentarios

Recurrí a una luna gibosa creciente ante la imposibilidad de iluminar artificialmente el motivo. De haberlo podido iluminar con una linterna hubiera acometido la foto una noche sin luna con el fin de registrar un mayor número de estrellas.

Una circumpolar con nubes dispersas suele dar al traste con la foto al crear un efecto ghosting muy poco favorecedor. Sin embargo, si la toma fuese única, sería todo lo contrario.

Quizá este invierno me atreva con una circumpolar de un sólo disparo; eso sí, sin pasar de una ISO 400 y activando el sistema anti-ruido de la cámara.

.

26/08/2011 – Foto-blog (024): La tormenta que nunca llega

Después de fotografiar el valle de Perputxent bajo diversas condiciones meteorológicas, ardo en deseos por enfrentarme con una tormenta nocturna, de esas que vienen con abundante aparato eléctrico. Es uno de los retos que tengo pendiente, pero que nunca llega.

La foto que se presenta es un intento que resultó en vano. El cielo estaba totalmente encapotado de modo que la contaminación lumínica procedente de los pueblos del Comtat quedaba atrapada entre las nubes. La tormenta merodeaba en la lejanía, hacia el Oeste, perfilando la silueta de Benicadell con cada descarga; pero los relámpagos nunca llegaron a vislumbrarse. El cielo refulgía cada pocos segundos, con tanta intensidad que los tonos violáceos de la tormenta eclipsaron el anaranjado siempre penetrante que emiten a la vez miles de farolas. Fue una batalla cromática con un curioso resultado. En condiciones normales, las nubes se habrían incendiado, adquiriendo el característico tono infernal que tiñe la nubosidad nocturna alrededor de las zonas densamente pobladas; sin embargo, la mezcolanza de los tonos azules contenidos en el violeta de la tormenta y los tonos amarillos contenidos en el naranja de las farolas terminó por materializarse en un tono verdoso muy extraño de ver sobre las nubes en fotografía nocturna. Esa es, junto con la gradación tonal en las nubes, la gracia de la foto.

La tormenta que nunca llega

Título / Localización

La tormenta que nunca llega / Benicadell (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

18/09/2010 / 00:42h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

379 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

22 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Temperatura de color: 3350K

Comentarios
.
El infierno de Binnah-Qatal

Aunque en el texto superior no se menciona, el balance de blancos elegido jugó un papel muy importante en las tonalidades conseguidas en la foto. Sin duda era una buena oportunidad para haber experimentado con el efecto que se habría obtenido con otras temperaturas de color.

Pese a las luces procedentes del cielo, la toma quedó 1.5 diafragmas subexpuesta. Una ISO de 320 (o un tiempo de exposición de 15 minutos) hubiera evitado buena parte del ruido que contenía el original.

Aunque no hay tiempo que perder durante una tormenta, se debe guardar la calma y realizar una prueba a ISO elevada para tener una orientación de las condiciones lumínicas existentes antes de proceder al disparo.

Se acerca septiembre, mes de tormentas, de modo que si este año toca episodio de gota fría estaré al acecho para tratar de resarcirme.

.

24/08/2011 – Foto-blog (023): Al final del camino

La vegetación se muestra exuberante junto al estanque de l’Encantà; sin embargo, la noche es cerrada y las criaturas de las tinieblas acechan en la oscuridad. De repente, unos pasos se escuchan en la lejanía, cada vez más próximos: ¿quién anda ahí? Al encender la linterna, los ojos de un ser desconocido parpadean al final del camino.

Al final del camino

Título / Localización

Al final del camino / Barranc de l’Encantà (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

07/06/2011 / 00:25h

Cámara

Canon EOS 550D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

153 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

14 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Temperatura de color: 3200K
Iluminada con linterna cálida (xenón)
Fotografía tomada totalmente a oscuras, sin luz lunar

Comentarios

Al final del camino 2

Añadí dos pequeños puntos de luz roja durante el post-proceso, simulando los ojos de un ser enigmático que merodeaba al final del camino. Este efecto se podría haber conseguido in situ accionando la luz roja del frontal.

Quizá la foto sería más tenebrosa si tuviese menos luz en el primer plano. Podría habérsela bajado durante el revelado, pero me gusta el contraste conseguido entre la parte izquierda y derecha de la foto y cómo la luz se desvanece con la distancia, conduciendo la vista hacia el final del camino.

Aquella noche mi intención era realizar una circumpolar en el estanque de l’Encantà, pero al comprobar la frondosidad y verdor de los equisetos junto al camino decidí acometer esta foto al final de la sesión. Fue una experiencia positiva, muy pictórica, pues fue como pintar con luz sobre un lienzo negro.

.

22/08/2011 – Una hipótesis sobre el origen de la leyenda de l’Encantà

Con ocasión de la edición del libro de las fiestas patronales de Beniarrés 2011 tuve la oportunidad de redactar un breve artículo titulado Una hipótesis sobre el origen de la leyenda del barranc de l’Encantà donde se reúnen varias de las informaciones vertidas en este blog acerca de tan fabuloso mito. Dejo el enlace sobre el título para que puedan consultarlo aquellos que todavía no hayan tenido la oportunidad de hacerlo.

Amira, la Mora

.

17/08/2011 - A solas con l’Encantà

Pocos lugares conozco en nuestra geografía próxima con el atractivo paisajístico del estrecho de l’Encantà. Su complicado acceso lo mantiene virgen, como un paraíso, y el sonido del agua fluyendo en el congosto le confiere un onirismo difícil de igualar. Suponía que una noche a solas con l’Encantà sería memorable, y supuse bien.

_MG_0990-9

El estrecho es un callejón de roca y agua donde la leyenda de la Mora aflora al poco de oscurecer. Es inevitable pensar en ella en la penumbra de la noche y, aún más, cuando el plenilunio aparece encerrado entre los peñascos, contemplándose en el reposado espejo de agua. Cada tanto, algo chapotea en el estanque y entonces uno quiere creer que son las ninfas que emergen de las profundidades por llevarle a su morada. Sí, el lugar rezuma misterio y, en el silencio de la noche, el agua de la cascada parece que habla.

Estret de l'Encantà

El estrecho de l’Encantà es de esos lugares que inquietan, que mantienen siempre alto el nivel de alerta: en su errático volar, los murciégalos pasan rozando tu cabeza, y las más inquietantes criaturas nocturnas merodean por el paraje, tan próximas que parece que vayan a saltar sobre tu espalda. La otra noche las ramas crujían en el adelfar y en más de una ocasión contuve la respiración esperando que la Mora llegase hasta mí y me llevara.

_MG_0979-1

Ciertamente, el estrecho de l’Encantà es de esos lugares que inquietan y a los que, sin embargo, uno está deseando regresar.

.

15/08/2011 – Foto-blog (022): El coloso inexpugnable

Dos horas antes de que el ocaso incendiara la cumbre de Benicadell, el cielo ya se mostraba inquieto. No sin esfuerzo, las nubes franqueaban sus colosales crestas preludiando el infierno que estaba por llegar.

El coloso inexpugnable

Título / Localización

El coloso inexpugnable / Benicadell (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

15/03/2011 / 17:53h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

1/50 sg ± 1.33EV

Diafragma

F 11.0

ISO

100

Distancia focal

16 mm

Tipología

Fotografía de alto rango dinámico

Observaciones

Compuse intentando respetar la regla de los tercios, y aguardé que un claro en el cielo soleara la pendiente del primer plano y la separara del fondo.

Comentarios

Era tarde de nubes dispersas y en mi anhelo por conseguir un ocaso infernal en Benicadell me acerqué de nuevo hasta los pies de la mole del Guatleró y probé suerte. Llegué con el tiempo lo suficientemente holgado como para explorar sin prisas en busca de una perspectiva con fuerza y esta es una de las que encontré, aunque no la mejor.

Mediado el siglo XIII, Benicadell era tierra de frontera: la cordillera inexpugnable que detuvo el afán expansionista de Jaime I. En su cima tuvo lugar la feroz batalla por el control del castillo de Binnah Qatal, y a sus pies se perpetró la más temible de las conspiraciones, aquella que puso en jaque la vida del monarca que osó cabalgar de noche los emboscadizos caminos de Rugat.


Enlaces relacionados
.

.

10/08/2011 – Foto-blog (021): Perputxent, el Azulino

A muchos se les escapa que el castillo de Perputxent perteneció a la heredad del wazir al-Azraq, el Azul. Así lo expresa el Pacte del Pouet y así parece confirmarlo el intenso azulino diurno que presentaba el cielo aquella fría noche de febrero en que tomé esta foto.

Perputxent, el Azulino

Título / Localización

Perputxent, el Azulino / Castillo de Perputxent (l’Orxa)

Fecha / hora de la toma

17/02/2011 / 19:46h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

30 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

640

Distancia focal

50 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Balance de blancos: 3200K
Luminosidad lunar: 97%

Comentarios

En realidad, la foto está en la nube que divide el cielo; al menos con esa percepción encuadré la escena.

La luna se levantaba entre la Safor y la Albureca, iluminando todo. Con tanta luz, las estrellas podían contarse, de modo que subí la ISO para captarlas en un mayor número y, a la vez, poder bajar el tiempo de exposición con el fin de presentarlas puntuales; sin embargo, la focal empleada era demasiado larga y las estrellas dejaron un ligero rastro en el cielo. De haber examinado la foto en el display de la cámara me hubiera percatado de esta cuestión: tan solo tenía que abrir el diafragma hasta f 4.0 para reducir a la mitad el tiempo de exposición.

Asimismo, enfrié la temperatura de color por neutralizar la contaminación lumínica sobre las nubes y azular el cielo.

Seguramente, al-Azraq fue un apodo de familia. La mitificación que ha sufrido tan fabuloso personaje ha llevado a muchos a reincidir en el error de afirmar que al-Azraq significa “el de los ojos azules”; pero no es así, porque al-Azraq significa, solamente, el Azul. El motivo de este sobrenombre puede venir por el color de los ojos (muy extraño entre la raza árabe), pero también por un zafiro engastado en un anillo, el color de la tela de un turbante o de cualquier objeto o razón que no ha trascendido.

No es éste el único error al que ha inducido la mitificación del personaje, puesto que hay quienes se empeñan en otorgarle un lugar de nacimiento e incluso una ascendencia cristiana por vía materna. Ni al-Azraq hace referencia al color de sus ojos, ni se sabe nada acerca de la fecha y el lugar de su nacimiento; ni siquiera se puede asegurar que el título de wazir que se recoge en el Pacte del Pouet se corresponda con el de visir, aunque parezca lo más lógico.

Si al-Azraq era wazir de al-Qal’a de Gallinera en el momento de la firma del Tratado del Pouet, podemos afirmar que después de la firma también lo fue de Perputxent: Al-Azraq, wazir de al-Qal’a de Gallinera y Perputxent.

.

08/08/2011 – Foto-blog (020): El infierno de Binnah Qatal

Cuenta la Crónica de Jaime I que en las cumbres de Benicadell tuvo lugar la más importante y cruenta batalla de cuantas le enfrentó a los hombres del wazir al-Azraq. Tan peligrosa debía ser la misión de levantar el asedio del castillo que allí existía que los consejeros del rey le recomendaron delegar el mando y no acudir en persona.

El infierno de Binnah-Qatal

Título / Localización

El infierno de Binnah-Qatal / Benicadell (Gayanes-Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

12/06/2010 / 23:55h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Canon EF-S 10-22/3.5-4.5

Tiempo de exposición

785 sg

Diafragma

F 5.6

ISO

100

Distancia focal

21 mm

Tipología

Fotografía de larga exposición (nocturna)

Observaciones

Temperatura de color 7200K
Más nubes que claros

Comentarios

Cuando las nubes eclipsan el brillo de las estrellas,
los contraluces y la contaminación lumínica pueden convertirse en nuestros mejores aliados

La batalla por el control del castillo de Benicadell sugería una fotografía infernal, incandescente, y la contaminación lumínica procedente de las comarcas del Comtat y la Vall d’Albaida pusieron de su parte.


Enlaces relacionados

.

05/08/2011 – Foto-blog (019): Amira, la Mora

Cuenta la leyenda que fue aquí, en este fabuloso callejón de roca y agua, donde los moros dejaron encantada una doncella, custodiando la boca de la cueva donde, antes de marchar, escondieron sus tesoros.

Nada se sabe del nombre de la doncella, pero para mí siempre será Amira, la Mora.

Amira, la Mora

Título / Localización

Amira, la Mora / Barranc de l’Encantà (Planes)

Fecha / hora de la toma

14/07/2011 / 16:57h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

6 sg ± 1.00 EV

Diafragma

F 5.6

ISO

400

Distancia focal

17 mm

Observaciones

Filtro ND 3.0 B+W F-Pro
5 tomas verticales 
Viento

Cuando el viento sopla fuerte, no queda otra que aliarse con él…

.

02/08/2011 - Foto-blog (018): Raïmet de pastor

Decimos en Beniarrés: “¡Què coses te el nostre Senyor: damunt les teulades raïm de pastor!”

Raïm de pastor

Título / Localización

Raïmet de pastor / Partida de Benillup (Beniarrés)

Fecha / hora de la toma

01/07/2011 / 09:29h

Cámara

Canon EOS 50D

Objetivo

Tamron SP AF 17-50/2.8 XR Di II

Tiempo de exposición

1/125 sg

Diafragma

F 8.0

ISO

100

Distancia focal

23 mm

Comentarios

Compuesta con las tejas en diagonal y el motivo situado en la intersección de los tercios inferior y derecho

Las propiedades medicinales del Sedum sediforme se conocen desde antiguo; los pastores musulmanes mordisqueaban sus hojas para combatir la acidez de estómago, y llegado el mes de mayo las consumían adobadas en salmuera, con pebrella, vinagre y la corteza de un limón.

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...